Uruguay avanza en su proyecto de Receta Digital Nacional

Dentro del Historial Clínico Electrónico se podrá usar un nuevo mecanismo de control de medicamentos para mejorar la calidad de los tratamientos, a fin de combatir enfermedades y beneficiar al estilo de vida de la población.

La Receta Digital Nacional ya es un hecho para Uruguay y, para seguir incorporando mejoras que optimicen su uso, se llevó a cabo una sesión entre todos los prestadores de servicios y responsables de unidades de salud para seguir informando de los pormenores y recomendaciones dentro de la adopción de esta nueva herramienta de la Salud Digital.

La jornada abarcó una serie de actividades que permitieron poner en práctica la plataforma digital con casos hipotéticos de intervención médica; los presentes se conectaron a ella y navegaron por la interfaz y todas las opciones para emular una adecuada implementación de la aplicación.

El proyecto está diseñado para disponer del historial de fármacos con información actualizada y oportuna, mejorar la accesibilidad al medicamento (desde cualquier farmacia autorizada) y aportar seguridad en cualquier trámite que el paciente solicite en línea a través de su Historial Clínico Electrónico.

Esta manera de controlar las recetas para los tratamientos de enfermedades se inclina al objetivo principal del Ministerio de Salud que conlleva a “favorecer estilos de vida, entornos saludables y disminuir factores de riesgo”.
El monitoreo eficaz de las prescripciones redundará en una mejor práctica en temas relacionados como la legibilidad de la letra, su autorización y su complejidad con el afán de disminuir los errores que la forma escrita comúnmente pueden tener, además de apoyar los controles de inventario de aquellos medicamento que requieren receta médica, y de favorecer el uso de la información para proyectar, mediante métodos analíticos robustos, la demanda de medicamentos por unidad de salud, región y a nivel nacional.
Se espera que la Receta Digital alcance, primero, a las unidades de salud locales para luego expandirse a todos los hospitales del país uruguayo con la insignia de “contribuir a mejorar la calidad asistencial en todo el país; creando herramientas, instrumentos y plataformas que generen el contexto adecuado para contar con prescripción y dispensación electrónica de medicación a nivel nacional”.
En total, se dispensará a todos los beneficiarios del Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS), junto a farmacias institucionales, comunitarias y rurales.

Contenidos Relacionados