Uso de plataformas digitales de visualización refuerzan la vigilancia epidemiológica

Las aplicaciones móviles se han convertido en un aliado importante para prevenir y tratar todo tipo de enfermedades, sin importar la distancia ni el lugar. Existe una plataforma digital mediante la cual los distintos reportes de enfermedades se mapean, y de forma agregada se identifica las zonas en riesgo que puedan concentrar alguna enfermedad determinada, y con ello informar a los especialistas para actuar oportunamente.

La dimensión para detectar enfermedades por zonas geográficas se ha ampliado hasta un punto donde no se necesita ir a investigar directamente la población en riesgo. Se puede hacer a distancia desde una plataforma digital que únicamente necesite conexión a internet y los datos necesarios para iniciar la búsqueda.

Brotes cerca de mí, es una aplicación desarrollada de forma conjunta por el Boston Children’s Hospital y la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, y está disponible a través del sitio web ‘healthmap.org’ de manera gratuita y accesible a todo público para conocer información valiosa de alguna enfermedad susceptible por región y así poder anticiparse y prevenirla con ayuda de herramientas como bibliotecas de información.

Funciona como un mapa virtual que indica a los expertos en qué parte del mundo deben intervenir para controlar la propagación e impedir que se expande y afecte a más porcentaje de la población, mediante la aplicación de vacunas y algunas otras intervenciones preventivas.

Esta técnica se inserta en una metodología denominada “Digital Disease Detection” o detección digital de enfermedades, y favorece la transformación de los sistemas de vigilancia epidemiológica de un sistema de salud.

Adicionalmente, los solicitantes podrán obtener noticias en línea e informes de testigos presenciales para ampliar el panorama de investigación y conocimiento de cualquier infección o epidemia susceptible a brotar.
El uso de plataformas digitales, junto con métodos analíticos robustos, acortan brechas de acceso y distancia, pues la Salud Digital ofrece un manejo de información más estructurado y con altas posibilidades de intervenir efectivamente sobre alguna alerta de epidemia. Con esto permite concientizar a las personas de prácticas y hábitos a considerar para con ello evitar contraer alguna enfermedad específica. Los manuales en línea, las guías de cuidado y demás alternativas son un claro ejemplo.

Contenidos Relacionados