Proyectos de mexicanos entre los ganadores del Hackathon vs COVID-19 que organizó el MIT

Como parte del MIT COVID-19 Challenge, se realizó un hackathon de forma virtual para impulsar soluciones en la lucha contra el COVID-19.

El Massachusetts Institute of Technology llevó a cabo el evento Latin America vs COVID-19, un evento virtual realizado del 19 al 21 de junio que consistió en desarrollar soluciones que generen un impacto relevante a corto plazo (3 a 6 meses) en Latinoamérica.

Los participantes fueron divididos en cuatro categorías, “Apoyando a nuestros sistemas de salud” que contó con cuatro subcategorías, en las cuales destacaron proyectos especializados en Salud Digital. Las subcategorías fueron las siguientes:

  • Track A. Identificación de los inmunizados contra COVID-19.
  • Track B. Nuevas formas de brindar atención médica en un mundo con COVID-19.
  • Track C. Coordinación, distribución y conservación de activos en el sistema de salud.
  • Track D. Bienestar de la fuerza laboral de salud (bienestar de toda la población), gestión y capacitación.

Las tres categorías restantes fueron: “Protegiendo a los más vulnerables”, “Previniendo la desinformación” y “Empoderando la economía informal”.

Dentro de la primera categoría, estudiantes y profesionistas mexicanos y alumnos de universidades mexicanas fueron parte de algunas de las propuestas ganadoras.

Tonatiuh Delgado Figueroa, estudiante de la especialidad de Medicina Interna en el Centro Universitario de Ciencias de la Salud de la Universidad de Guadalajara (UdeG) formó parte de uno de los equipos ganadores junto con Antonio Feregrino Lomelín egresado del Tecnológico de Monterrey y la doctora peruana María Rosario. Su proyecto denominado Routine immunization with block chain, fue uno de los ganadores del Track B.

Su proyecto busca resolver la problemática de cómo suministrar vacunas con trazabilidad, equidad y transparencia. Para ello la solución propuesta fue un sistema block chain que busca aplicar un código QR a las vacunas para llevar un control completo en cada etapa de la cadena de suministro hasta que es aplicada y desechada.

El sistema monitorea que la vacuna este siendo transportada en condiciones ideales de temperatura. El block chain distribuye información a computadoras para evitar manipulaciones y evitar casos de corrupción o que las vacunas no lleguen a su destino final. Es decir, su proyecto beca un proceso de transparencia y bioseguridad para registrar que todo el proceso por el que pasa la vacuna antes de ser aplicada.

Las tres categorías restantes fueron: “Protegiendo a los más vulnerables”, “Previniendo la desinformación” y “Empoderando la economía informal”.

Dentro de la primera categoría, estudiantes y profesionistas mexicanos y alumnos de universidades mexicanas fueron parte de algunas de las propuestas ganadoras.

Tonatiuh Delgado Figueroa, estudiante de la especialidad de Medicina Interna en el Centro Universitario de Ciencias de la Salud de la Universidad de Guadalajara (UdeG) formó parte de uno de los equipos ganadores junto con Antonio Feregrino Lomelín egresado del Tecnológico de Monterrey y la doctora peruana María Rosario. Su proyecto denominado Routine immunization with block chain, fue uno de los ganadores del Track B.

Su proyecto busca resolver la problemática de cómo suministrar vacunas con trazabilidad, equidad y transparencia. Para ello la solución propuesta fue un sistema block chain que busca aplicar un código QR a las vacunas para llevar un control completo en cada etapa de la cadena de suministro hasta que es aplicada y desechada.

El sistema monitorea que la vacuna este siendo transportada en condiciones ideales de temperatura. El block chain distribuye información a computadoras para evitar manipulaciones y evitar casos de corrupción o que las vacunas no lleguen a su destino final. Es decir, su proyecto beca un proceso de transparencia y bioseguridad para registrar que todo el proceso por el que pasa la vacuna antes de ser aplicada.

También como parte del Track B, el médico Diego Abelardo Álvarez recién egresado de la maestría en Ciencias médicas por la Universidad Anáhuac fue parte del proyecto UVC Lights vs COVID-19, que consiste en la desinfección de equipo de protección personal para el personal médico a través de luz ultravioleta tipo C y así permitir su reutilización de la manera más segura. De esta manera puede existir un menor riesgo de contagio entre el personal médico al utilizar equipo desinfectado y aminorar costos para los hospitales en este tipo de equipo que se utiliza una sola vez.

Otro de los proyectos ganadores fue Med-TV que formó parte del Track D. Sulei Bautista, egresada del doctorado en Ciencias Biomédicas con orientación en Neurociencias de la UdeG, formó junto con Venkata Marella de Estados Unidos, Galviba Pereira de India, Camilo Segura de Colombia y Shanon Snaden de Canadá un proyecto de teleeducación para profesionales de la salud.

Este proyecto busca brindar capacitación en salud a personal dedicado a la atención médica en zonas rurales de Latinoamérica y la solución propuesta fue la creación de un programa de radio por televisión para capacitación en atención médica, utilizando un teléfono de bajo costo y fácil de implementar para realizar una sesión de preguntas por programa.

La solución es ideal para las poblaciones remotas que no tienen acceso a internet. Debido a las diferencias en los sistemas de salud en Latinoamérica, decidieron implementar el proyecto en Bolivia, donde solo el 40% de la población tiene accesos a internet. Bautista explica que la idea es implementarlo en Guatemala, Honduras y otras regiones del continente.

Otra solución ganadora dentro del Track D fue la de Luisa Rivero, médico pasante por la Universidad Anáhuac, quien colaboró con Lara Guimarães, Patrick Fischer, Pablo Illescas Buendía, Claudia Cristina Saldaña Calderón y Katherine Martínez Escalona en el desarrollo del proyecto UNIDOSS. Esta solución responde a una problemática de distribución desigual de los profesionales de la salud en Latinoamérica, enfocado en el caso de México. La solución que desarrollaron fue la creación de una base de datos que atiende a las demandas de cada hospital con los profesionales de la salud disponibles.

También como parte del Track D, el proyecto Pixan resultó como uno de los ganadores. En este proyecto, el mexicano Iván Ferrat estudiante de Ingeniería en Sistemas y Gráficas Computacionales en la Universidad Panamericana, quien junto con Julisa Dávila, Miguel Ángel Flores, Christian Reátegui, Elías Antuanet, Siddhant Hada y Preksha Machaiya, identificaron como problema el deterioro de la salud mental en el personal de la salud durante la pandemia.

La solución que propuso el equipo a dicha problemática fue la implementación de una plataforma de Realidad Virtual (VR), donde los trabajadores pueden encontrar experiencias de terapia de exposición, avaladas por psicólogos.

Los ganadores de este Hackathon tendrán la oportunidad de desarrollar e implementar sus soluciones apoyador por los socios del MIT, así apoyo logístico, recursos informáticos y herramientas para validar e implementar sus proyectos.

Contenidos Relacionados