Buscar
Generic filters
Filtrar por tipo de entrada
Seleccionar todo
Noticias
Páginas
Eventos
Filtrar por categorías
Seleccionar todo
Apps móviles e Internet de las Cosas
Avance de la ciencia
Big data
Comunidades conectadas
Coronavirus
Cursos y capacitaciones
Editorial inicial
Editoriales
El mundo en la nube
Eventos
Infografías
Inteligencia Artificial y Ciencia
Noticias
Plataformas digitales
Redes sociales
Reseña
Resumen de Cursos
Sinopsis de ensayo
Sinopsis de Marcos de Referencia
Sinopsis de publicaciones recientes
Uso de Plataformas Digitales
Buscar
Generic filters
Filtrar por tipo de entrada
Seleccionar todo
Noticias
Páginas
Eventos
Filtrar por categorías
Seleccionar todo
Apps móviles e Internet de las Cosas
Avance de la ciencia
Big data
Comunidades conectadas
Coronavirus
Cursos y capacitaciones
Editorial inicial
Editoriales
El mundo en la nube
Eventos
Infografías
Inteligencia Artificial y Ciencia
Noticias
Plataformas digitales
Redes sociales
Reseña
Resumen de Cursos
Sinopsis de ensayo
Sinopsis de Marcos de Referencia
Sinopsis de publicaciones recientes
Uso de Plataformas Digitales

El valor de la Salud Digital

La Salud Digital es el nuevo paradigma global de salud, y está siendo impulsado como parte de una agenda global, entre las que destacan organismos multilaterales como la Organización de Naciones Unidas (ONU)1 y sus organismos especializados (la Organización Mundial de la Salud (OMS)2, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)3, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT)4, y la Comisión de Banda Ancha para el Desarrollo Sostenible (BBC)5 y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID)6, gobiernos nacionales de países desarrollados como Reino Unido7 y Estados Unidos8, y organismos representantes del sector de telecomunicaciones como GSMA9.

La Salud Digital es el catalizador de la transformación de los sistemas de salud y permite la prestación de servicios e intervenciones innovadoras, efectivas, equitativas y de calidad. Además, la Salud Digital vincula a la persona, su familia y su comunidad en la prevención, detección oportuna, diagnóstico preciso y atención en el continuo. Finalmente, la Salud Digital permite el seguimiento y monitoreo de los servicios de salud prestados, fomentando la transparencia y la rendición de cuentas, y sentando las bases para la conformación de un sistema de salud comprobable.

Marcos referenciales

Consulta documentos elaborados y publicados por instituciones de referencia:

Revistas especializadas en Salud Digital

Conoce las últimas investigaciones y conocimiento científico creado:

¿Qué es la Salud Digital?

La Salud Digital se define como la convergencia de cuatro tendencias disruptivas:10

  • Servicios de salud centrados en la persona, con sistemas expertos integrales en apoyo a la decisión clínica operados desde la base del sistema de salud, que incluye la adopción de algoritmos para identificación del riesgo y con esquemas que favorecen el seguimiento en el continuo de la atención.
  • Servicios optimizados para uso en la nube, con infraestructura robusta que permitan el acceso, intercambio, integración y utilización de información en tiempo real de forma coordinada y transparente, permitiendo la la transaccionalidad de grandes volúmenes de información o big data.
  • Uso de apps móviles y el Internet de las Cosas, fomentando la corresponsabilidad y la participación de una persona en el cuidado de su salud, a fin de tener un estilo de vida saludable.
  • Redes sociales y comunidades conectadas, para facilitar la vinculación entre los prestadores de servicios en los distintos niveles de atención con la persona, su familia y su comunidad.
Estas tendencias son posibles gracias a dos revoluciones tecnológicas y de conocimiento que impactan de forma transversal a la salud:
  • Inteligencia Artificial aplicada y Ciencia de Datos. Los avances en la ciencia de la computación y la revolución de las disciplinas asociados a la analítica permiten el desarrollo de modelos predictivos de riesgo y el diseño de algoritmos que favorecen la terapéutica centrada en la persona, así como contar con modelos de optimización de los servicios de salud para mejora de la eficiencia y la efectividad.
  • Generación de conocimiento y ciencia. Asimilación de los avances en el entendimiento del genoma humano, la proteómica, la identificación de diversos biomarcadores del metabolismo de las células, órganos y sistemas del cuerpo humano, junto con avances en las tecnologías de información y la comunicación que potencian nuestra capacidad de procesamiento, la existencia de sensores diseñados para medir la actividad fisiológica del ser humano y comunicarla a la distancia y el desarrollo de aplicaciones móviles para mantenernos conectados. 11

La Salud Digital centrada en la persona

La Salud Digital cataliza una reingeniería del primer nivel de atención hacia la implantación de una salud pública personalizada11 que se expresa a través de la “turbina de salud” caracterizada por 6P:

  • Proactiva, con estrategias de alcance a la persona en la comunidad y el hogar para la valoración de riesgos.
  • Personalizada, con algoritmos que estratifican el perfil de riesgo a partir de sus condiciones de salud y el ambiente.
  • Predictiva, uso de IA para la predicción de riesgos y evolución del estado de salud, a partir de su estado de salud, su estilo de vida y el ambiente.
  • Preventiva, con intervenciones específicas individualizadas para la atención oportuna de esos factores de riesgo, considerando su salud y su contexto.
  • Participativa, con estrategias que empoderan a la persona y la activan en el cuidado de su salud.
  • Permanente, asegurando la prestación de servicios a través del continuo de la atención, tanto en los distintos niveles de atención como en el tiempo.

Dimensión poblacional de la Salud Digital

La Salud Digital debe venir acompañada de un marco regulatorio y normativo que permita la transformación de los servicios de salud, y en última instancia al sistema de salud en su conjunto. Para ello, se requiere la conformación de un marco robusto en tres áreas:

  • Innovaciones y conocimiento. Fomento y guías para la realización de ensayos clínicos digitales, guías para la incorporación de algoritmos de inteligencia artificial en la práctica clínica, recomendaciones y guía para sometimiento de medicamentos y dispositivos médicos que hacen uso de Salud Digital.
  • Prestación de servicios de salud. Esquemas digitales para las NOM en materia de servicios de salud y las Guías de Práctica Clínica, incluyendo el uso de herramientas didácticas para los algoritmos de decisión clínica, manuales de operación y de gestión y gerencia.
  • Administración de información. Cuerpo robusto de guías, lineamientos y normas para la adopción de esquemas de protección de datos personales, aseguramiento de confidencialidad y privacidad de la información, configuración y operación de infraestructura en esquemas seguros, y todo lo concerniente a intercambio de información en salud e interoperabilidad.

Adicionalmente, la Salud Digital debe promover la reingeniería de los distintos sistemas y plataformas utilizadas para el monitoreo del estado de salud de la persona, incluyendo el sistema de vigilancia epidemiológica, la implantación de plataformas para dar respuesta rápida y atención de brotes, así como el monitoreo de la eficacia y seguridad de los medicamentos y los dispositivos médicos a través de estrategias de farmacovigilancia y tecnovigilancia.

Dimensión del sistema de salud de la Salud Digital

La Salud Digital cataliza la transformación del sistema de salud con una coordinación efectiva entre los distintos actores encargados de ello. En concreto, la Salud Digital permite lo siguiente:

  • Reingeniería de procesos. Desde la modificación en la prestación de servicio de salud hasta la reingeniería del primer nivel de atención y la atención hospitalaria en su conjunto, con énfasis en una salud centrada en la persona.
  • Educación profesional continua. A través de plataformas digitales que permiten la capacitación sistemática y permanente de los profesionales de la salud usando plataformas digitales robustas, a fin de asegurar la asimilación de las nuevas prácticas clínicas y el nuevo conocimiento científico.
  • Cadena de distribución. Con un aprovechamiento de las plataformas digitales y utilizando métodos analíticos robustos a fin de tener un sistema de gestión y administración de medicamentos, vacunas, pruebas de laboratorio y otros insumos, con algoritmos y uso de Inteligencia Artificial que facilita la proyección de la demanda a partir de factores como consumo histórico, aspectos estacionales y riesgo incremental asociado a algunos determinantes sociales, entre otros.
  • Monitoreo y Evaluación. Implantación de estrategias de evaluación y monitoreo permanente de indicadores de estructura, proceso y resultado con énfasis en la calidad de la atención y los resultados en salud, favoreciendo la toma de decisiones del personal de salud en el primer nivel de atención y asegurando el uso de información para la toma de decisiones.
  • Implantación de esquemas de financiamiento por resultados, a fin de orientar los recursos para aquellas intervenciones con mayor costo-efectividad, o bien aquellas con mayor impacto en la salud pública.
  • Innovación y ensayos clínicos digitales. Uso de la Salud Digital para favorecer la conformación de un ecosistema encaminado a la asimilación acelerada de las innovaciones que se van desarrollando, tal que se asegure su uso en entornos que mejoren el acceso, la equidad y la calidad de la atención.

Implantación efectiva de la Salud Digital

Para que la Salud Digital sea una realidad y se asegure la transformación de los sistemas de salud en sus distintos ámbitos, local, regional y nacional, se debe asegurar un trabajo conjunto, coordinado y alineado a una visión única y de largo plazo, bajo el liderazgo de un Gobierno nacional y con el acompañamiento y ejecución por parte de los gobiernos locales, poniendo a la persona y su familia al centro en interacción con los profesionales de la salud.

Además de las distintas instituciones del sector público, este esfuerzo debe incluir al sector académico, tanto universidades como centros de investigación, las organizaciones sociales o sin fines de lucro, y con un diálogo permanente con el sector privado, tanto en los rubros de tecnologías como de desarrollo y manufactura de medicamentos y dispositivos médicos.

Infografías

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on linkedin

Revistas especializadas en Salud Digital

El nuevo paradigma de la Salud Digital ha venido acompañado de la generación creciente de conocimiento científico publicado en revistas científicas de alto impacto. En esta sección encontrarás las más relevantes.

Referencias

1. Declaración Política de la Reunión de Alto Nivel sobre Cobertura Universal en Salud de la Organización de Naciones Unidas en septiembre 2019.

2. La Organización Mundial de la Salud (OMS), en el marco de la 71va Asamblea General de la Salud en mayo 2018, publicó una resolución que enfatiza el rol de la Salud Digital en la transformación de los sistemas de salud. Desde entonces, la OMS ha creado el Departamento de Salud Digital, ha designado a una Científica de Datos en Jefe, ha creado un Grupo Técnico Asesor en Salud Digital, y ha lanzado la Estrategia en Salud Digital 2020-2025.

3. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha impulsado la adopción de tecnologías para la prestación de servicios de salud enfocados en la salud infantil, entre los que destacan el impulso de tecnologías para los programas de vacunación.

4. La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) ha realizado esfuerzos proactivos para crear conciencia en los ministerios de comunicaciones de los países sobre la importancia de contar con estrategias de conectividad y uso de banda ancha. Asimismo, ha publicado informes para la implementación de estrategias de Salud Digital.

5. La Comisión de Banda Ancha para el Desarrollo Sostenible conformó un Grupo de Trabajo de Salud Digital para impulsar una agenda robusta de Salud Digital con tomadores de decisiones del sector público y el sector privado. Desde 2017, la Comisión ha publicado tres reportes icónicos: Salud Digital: un Llamado a los Gobiernos para la Cooperación entre la Salud y las TIC (2017), La Promesa de la Salud Digital: Enfoque a las Enfermedades Crónicas para acelerar la Cobertura Universal en Salud (2018); y Reimaginando la Salud Global a través de la Inteligencia Artificial: una Ruta Crítica para la Madurez de la IA (2020).

6. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en 2011, a través de la Iniciativa Salud Mesoamérica encabezada por Fundación Carlos Slim y, la Fundación Bill y Melinda Gates y el Gobierno de España, comenzó apoyando a los países participantes en el desarrollo e implantación de soluciones de Salud Digital, en especial en los países de Centroamérica. En paralelo, la División de Protección Social y Salud ha estado financiando y proveyendo apoyo técnico a los países que desean implementar soluciones de Salud Digital. En 2019, el BID lanzó +Digital, una plataforma que emula el Atlas de Salud de la OMS, donde se muestran las distintas aplicaciones de Salud Digital en la región.

7. El Sistema Nacional de Salud de Reino Unido (NHS) ha lanzado una serie de iniciativas tendientes a asegurar la transformación digital en salud, entre las que destacan la Unidad de Analítica, el Hub Virtual de Inteligencia Artificial y el Laboratorio de Inteligencia Artificial. Adicionalmente, a través del Instituto Nacional para la Excelencia en Salud (NICE), emite recomendaciones para las distintas instituciones del sector salud sobre las nuevas tecnologías dirigidas a la atención, y ha desarrollado una herramienta para la valoración temprana de tecnologías médicas.

8. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) del Gobierno de Estados Unidos estableció un Centro de Excelencia en Salud Digital, encargado de la emisión de lineamientos, guías y recomendaciones para el desarrollo de software para uso en dispositivos médicos (SaMD), valoración de resultados clínicos, y el lanzamiento de un programa de pre-certificación de empresas desarrolladoras de software, entre otros.

9. La Asociación GSM, una organización que aglutina a más de 750 operadores de telefonía celular, ha elaborado diversos reportes para alertar sobre los beneficios de la Salud Digital, y ha documentado a través de múltiples casos de estudio los beneficios de la Salud Digital en distintos países de África, Asia y América Latina, entre otros.

10. Tapia-Conyer, Roberto y Saucedo-Martínez, Rodrigo. “La Salud Digital: Eje de la Transformación del Sistema de Salud de México”, en Contreras Bustamante, Raúl y Peñaloza, Pedro José (coords.) ¡Sí hay salidas! México: Universidad Nacional Autónoma de México y Editorial Porrúa 2018.

11. El término “salud pública personalizada” fue acuñado por Roberto Tapia-Conyer y se construye sobre los principios de salud poblacional y que, gracias a la Salud Digital, pueden ser personalizados y diseñados para necesidades específicas de cada persona, basados en los avances científicos de la genómica, la metabolómica, la proteómica, el estado de salud actual y los determinantes en salud, entre otros.